¿Cuál es tu Santuario? ¡Encuéntralo Aquí !

México

De Wikischoenstatt
Saltar a: navegación, buscar

Historia de Schoenstatt en México[editar]

El 18 de octubre de 1914 el Padre Kentenich y los congregantes sellaron una Alianza de Amor con la Santísima Virgen. María entonces se estableció en el Santuario. El Santuario es el secreto de Schoenstatt, la raíz profunda de su fecundidad.


A partir de entonces, María, y la familia de Schoenstatt por tanto, se ha establecido, iniciando con Uruguay en 1943, en muchos Santuarios filiales. En cada lugar los Santuarios se han transformado en lugares de gracias.


Las tres fuentes de gracias que surgen para el establecimiento de Schoenstatt en México fueron:


Primera fuente: 15 de Septiembre de 1968[editar]

El Padre Juan Manuel Pérez siendo seminarista es invitado al funeral del Padre Kentenich. La experiencia de la familia internacional de Schoenstatt y la vida del Padre Kentenich resumida en la frase de su tumba "Dilexit Ecclesiam" le motiva a decidirse por Schoenstatt y su misión.


Segunda Fuente: 1969[editar]

En 1969 surge la inquietud de la Hermanas de Lamar, Texas por ir a México y extender Schoenstatt. La Hna. M. Annetraud se contactó por medio de un Sacerdote con Msgr. Havers, Párroco de Santo Tomás Moro en la Ciudad de México.


En 1971 la Hermana M. Emily con su Consejo visitan muchos lugares en México y encuentran la imagen de la Madre Tres Veces Admirable en la Capilla del Colegio Alemán. Con alegría deciden frente a ella empezar a trabajar en México.


En 1973 las Hnas. M. Margret y M. Alyse se establecen en el Centro Social de habla Alemana en Ciudad Satélite, estado de México.


La Divina Providencia condujo a que el entonces diácono Juan Manuel Pérez y la Hermanas a encontrarse en el Aeropuerto de la Ciudad de México el 12 de abril de 1974, domingo de Pascua.


Mientras las Hermanas esperan al Padre Gentges a quien fueron a recoger, se les acerca el diácono Juan Manuel Pérez quien expresa su sorpresa de encontrar Hermanas Marianas de Schoenstatt en México y las invita a su ordenación sacerdotal en Querétaro.


Cuando viene la Asistente General de Alemania, la Hna. M. Heriberta, y ve la vida aquí dice: "Aquí en México la Virgen tiene prisa." Ella promueve que las Hermanas lleguen a Querétaro.


El Padre Juan Manuel empieza con grupos de Schoenstatt y desde Satélite la Hna. M. Margret ayuda con el movimiento. En 1976 las Hermanas llegan a vivir a Querétaro.


El movimiento continúa creciendo y buscan un terreno para su futuro Santuario.


Después de mucho pensar, orar y ofrecimientos al Capital de Gracias, se erige una pequeña ermita en el terreno actual de Querétaro y se celebra una Misa.


El 20 de Mayo de 1979 se colocó la Piedra Angular.


La Piedra angular tiene un hueco donde se colocaron las oraciones de Alianza de los diferentes grupos. Al frente tiene incrustada una piedra del piso de la Basílica de la Virgen de Guadalupe. Al lado izquierdo hay una piedra del Santuario Original que nos habla de la estrecha unión de este nuevo Santuario con el Santuario original. Inscrito en la piedra está el nombre y la misión de nuestro Santuario María Madre y Reina, Corazón fiel de la Iglesia.


La misión como corazón fiel de la Iglesia surgió de la visita del Santo Padre a México. En su primera plática habló de la fidelidad e inspiró mucha vida en la familia de Schoenstatt despertando el anhelo de tener un Santuario de fidelidad.


El 18 de Octubre de 1980 se bendice el primer santuario de Schoenstatt en México.


Tercera Fuente: 1988[editar]

En 1988, por invitación del P. Juan Manuel Pérez llegan, a través del P. Carlos Cox, los Padres de Schoenstatt a ayudar en la fundación y fortificación de la Familia de Schoenstatt de México. Poco tiempo después arribará el P. Guillermo Muzquiz el primer Padre de Schoenstatt mexicano. Se instalarán en Querétaro, pero pronto se extenderá su labor a distintas ciudades y estados. Se han establecido en tres ciudades: Querétaro, Monterrey y San Luis Potosí.


Al mismo tiempo el Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt crece y se constituye un núcleo en el sur de México, Chiapas.


La fundación sucede a inicios de los años 90. Padres de Schoenstatt y Hermanas de María viajan por la República. Muchos que conocen a la Virgen de Schoenstatt - gran cantidad a través de la Novena- quieren acercarse a ella ya más formalmente en el movimiento. Así surge la rama de Matrimonios gracias al compromiso de muchas parejas que se decidieron a fundar en sus ciudades, así como también la juventud y las Señoras.


Se funda el movimiento en muchas diócesis de la República, creciendo en mayor número en Monterrey, Saltillo, San Luis Potosí. Además hay crecimiento en Torreón, Tuxla Gutiérrez, León, Guadalajara, Guanajuato, entre otros.


Hoy participan en los grupos del movimiento aproximadamente 3800 personas. Estas personas realizan diferentes apostolados según su realidad.


Así mismo se desarrolla la Campaña de la Virgen Peregrina casi en todo el país. Ella peregrina entre las familias, niños, enfermos, no videntes, taxistas, etc. Hoy existen alrededor de 1800 misioneros que se preocupan de las imágenes peregrinas.


Actualidad[editar]

Actualmente la familia de Schoenstatt está presente en casi todas las diócesis de la República, ya sea a través de grupos, como de la Virgen Peregrina. Está más constituida en algunas ciudades, especialmente donde están los santuarios.


Desde Querétaro ha surgido mucha vida para la familia de Schoenstatt mexicana; vida en santuarios filiales:



Vida, además, en los Institutos y ramas del Movimiento, así como a través de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina.


Damos gracias a María y por su intermedio al Dios Trino por esta breve historia y esperamos que Ella siga regalando sus gracias para que Schoenstatt pueda ser un gran aporte a la Iglesia y sociedad mexicana en los siglos venideros.


Fuente[editar]

Tomado de la página oficial de Schoenstatt en México