¿Cuál es tu Santuario? ¡Encuéntralo Aquí !

Estructura

De Wikischoenstatt
Saltar a: navegación, buscar

DESCRIPCIÓN DE LA ESTRUCTURA Y LA ORGANIZACIÓN DE SCHOENSTATT

ESTRUCTURA DE SCHOENSTATT[editar]

Se entiende por estructura de una comunidad aquel ordenamiento fundamental que establece sus grandes categorías y niveles.


La familia de Schoenstatt está estructurada fundamentalmente en base a dos criterios:


Por el estado de vida de sus miembros:[editar]

El Padre Kentenich tuvo en cuenta que esa irrupción de gracias que le había sido regalada para fundar Schoenstatt era un carisma que debía estar al servicio de toda la Iglesia, y por lo tanto debía ser de carácter “universal”. Por universal entendemos que cualquier bautizado debiera tener acceso a este carisma, nadie debe quedar excluido. Esto hizo que Schoenstatt se estructurara en base a cuatro columnas, según su estado de vida:

Las que corresponden a estados naturales del ser humano:[editar]

Las que corresponden a estados de vocación:[editar]

Con posterioridad se creó una quinta columna: la de los Enfermos. Esta columna nace en Alemania a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, para todas aquellas personas que, por razones congénitas, accidentales o por enfermedades incurables, permanecen enfermas. El Padre Kentenich comprendió que esas personas tenían una gran importancia para Schoenstatt porque el sufrimiento, el sacrificio y la oración son fuentes fundamentales para el Capital de Gracias.

Por el tipo de compromiso apostólico[editar]

Sus diferentes niveles de agrupación están determinados por el grado de compromiso con la acción misionera de Schoenstatt. Del grado de compromiso apostólico se deducen también los correspondientes compromisos ascéticos y comunitarios, porque una mayor proyección misionera necesariamente requiere de un cultivo más cuidadoso de la vida espiritual y comunitaria. Desde este punto de vista, la Familia de Schoenstatt se agrupa en cuatro grandes columnas:

a) Movimiento Popular y de Peregrinos (colaboradores no organizados)

b) Ligas Apostólicas-Ramas (Comunidad Apostólica en sentido amplio y Comunidad Apostólica Militante)

c) Federaciones Apostólicas

d) Institutos Seculares

Para todas estas estructuras, el vínculo básico y fundamental es la Alianza de Amor con la Santísima Virgen María, que tiene un carácter específico y determinado en cada comunidad.

Es importante destacar que el grado de compromiso no implica la “calidad” del compromiso. El Padre Kentenich quería que la forma y grado de participación y compromiso dentro de Schoenstatt fuesen claramente una opción vocacional. La vocación común es a Schoenstatt y esa vocación se expresa en el hecho de que el vínculo común de todas las comunidades es la Alianza de Amor con la Virgen bajo el título de Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt. Es decir, lo que hace que alguien pertenezca a Schoenstatt y sea schoenstattiano es que haya hecho la Alianza de Amor, en cualquier grado y en cualquier forma.

La Familia de Schoenstatt tiene una estructura federativa, es decir, cada comunidad es autónoma y asume la totalidad de su dirección y formación. Todas estas comunidades se relacionan entre sí para formar una confederación que es la Familia de Schoenstatt.


ORGANIZACIÓN DE SCHOENSTATT[editar]

Se entiende por organización de una comunidad el modo en que se relacionan los diferentes miembros al interior de cada categoría y nivel, para el logro de la finalidad de la comunidad.

La Organización Membral[editar]

Movimiento Popular y de Peregrinos[editar]

Es la base más amplia de la Familia. A ella pertenece toda persona que se ha adherido a las fuentes vitales de Schoenstatt: la Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt, el Santuario y el Fundador, P. José Kentenich. Los peregrinos ofrecen su vida cotidiana como contribución al Capital de Gracias y no asumen un compromiso oficial con Schoenstatt (ni apostólico, ni comunitario, ni ascético). Ellos sellan la Alianza de Amor con la Santísima Virgen y pueden vivir la espiritualidad de Schoenstatt en toda su plenitud, pero no se comprometen oficialmente a nada en especial. Los Peregrinos participan libremente de los encuentros formativos que la Familia de Schoenstatt les ofrece.


Una expresión original del Movimiento Popular y de Peregrinos lo representa la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt. Se trata de una iniciativa providencial comenzada en 1950 por un schoenstattiano de Santa María (Brasil), Joao Pozzobon. La Campaña consiste en llevar la imagen de María a las familias, incentivando la vinculación a la Virgen y el rezo del Rosario. En Chile existen varios miles de imágenes peregrinas que visitan a muchas familias. De esta manera se unen en oración, descubren mejor a Jesús y gozan de las gracias del Santuario.


Ligas Apostólicas o Ramas[editar]

Con ellas el Padre Kentenich, quería que en el campo apostólico hubiera un amplio compromiso. Se distinguen dos modalidades.


a. Comunidad Apostólica Amplia:


Cultivan su vida cristiana y se comprometen oficialmente a desarrollar un apostolado ocasional. En el aspecto comunitario, libremente pueden participar de los encuentros, retiros, jornadas, etc. que la Comunidad Apostólica organiza para profundizar la fe y desarrollar la vida como también de una comunidad o grupo. En el plano ascético cada persona vive su vocación a la santidad, sin necesidad de comprometerse a practicar determinados medios espirituales comunes o los propios del Movimiento.


b. Comunidad Apostólica Militante:

Ir al artículo principal Comunidad Apostólica Militante

Las personas que pertenecen a esta modalidad, se comprometen oficialmente a realizar un apostolado permanente dentro de su ambiente. En el campo de la comunidad, es común que tengan un grupo de vida. La Comunidad Apostólica Militante proporciona a sus miembros retiros, jornadas y encuentros que son de carácter oficial por lo que su participación es un compromiso de los miembros. La persona que hace un compromiso oficial como militante se compromete a practicar los medios ascéticos del Movimiento de Schoenstatt:


Las Ligas Apostólicas existentes en Chile son las siguientes:

    • Juventud Universitaria o Mayor: jóvenes en la educación superior o jóvenes que a partir de la enseñanza media han asumido una actividad laboral a dedicación completa.
    • Juventud Secundaria: jóvenes en período escolar. Ésta se divide en tres etapas según la edad:
  1. Pioneros: de 13 a 17 años.
  2. Cruzados: de 11 a 13 años.
  3. Escuderos: de 8 a 10 años.
    • Juventud Universitaria o Mayor: jóvenes en la educación superior o jóvenes que a partir de la enseñanza media han asumido una actividad laboral a dedicación completa.
  1. Aliadas: de 14 a 18 años.
  2. Pre-aliadas: de 12 a 14 años
  3. Apóstoles de María: de 10 a 12 años.


Federaciones Apostólicas[editar]

Sus miembros tienen compromiso de dirigentes, asumen un apostolado permanente en todos los ambientes. Exige tener un grado de compromiso más estrecho con la comunidad en una doble modalidad:

a. Comunidad Libre:

Equivalente a un grupo de vida permanente (el curso), se forman con las personas que comienzan juntas su vida de Federación y buscan un ideal. Esto es independiente al lugar donde vivan y a sus edades.

b. Comunidad Oficial:

Se trata de un grupo que puede ir variando su constitución, formado por los miembros de la Federación Apostólica que viven en una cierta proximidad territorial.

En el campo ascético, la Federación Apostólica exige el mismo compromiso de la Comunidad Apostólica Militante, vale decir, el Ideal Personal, el Examen Particular, el Horario Espiritual diario, controlado en lo posible por escrito y la cuenta mensual a un Confesor, de preferencia estable. Además, se debe informar mensualmente al Jefe de la comunidad oficial respectiva, sobre el cumplimiento de la exigencia de dar cuenta mensual al Confesor.

Las exigencias de la Federación Apostólica se originan en el hecho de que se propone vivir en el espíritu de los Consejos Evangélicos.

Las Federaciones Apostólicas presentes en Chile son las siguientes:


Institutos Seculares[editar]

Ir al artículo principal Institutos Seculares

Son comunidades de vida consagrada, es decir, que se han comprometido a una entrega a Dios en el espíritu de los Consejos Evangélicos (de castidad, pobreza y obediencia) de acuerdo a su estado de vida (matrimonial o virginal). Poseen un carácter marcadamente secular, es decir, realizan su ideal de entrega a Dios en medio del mundo.

El vínculo y el compromiso contraído por las personas que integran los Institutos Seculares no sólo reside en la Alianza de Amor, sino que existe un vínculo jurídico celebrado entre la persona y la Comunidad. Se comprometen a mantener un espíritu apostólico permanente y universal, que abarque todos los ámbitos posibles.

En el campo comunitario, los Institutos Seculares tienen doble forma de comunidad, de manera similar a las Federaciones Apostólicas (comunidad libre y comunidad oficial). Pero existen ciertas obligaciones determinadas por las constituciones propias de cada Instituto, en el que existe un vínculo de obediencia en ciertos aspectos determinados en cada Constitución. Cada Instituto fija ciertas formas de vida que expresan un estilo de pobreza, de obediencia, de castidad o virginidad y formas mínimas de vida espiritual.

En el plano ascético, los miembros del Instituto aspiran a trabajar del mismo modo que la Federación, pero el Instituto fija determinadas formas mínimas de vida espiritual.

Los Institutos Seculares presentes en Chile son los siguientes:


La Organización Territorial[editar]

La Familia de Schoenstatt se organiza territorialmente en base a tres dimensiones: diocesana, nacional e internacional.

La dimensión Diocesana[editar]

Participan en esta organización todas las comunidades schoenstattianas de una diócesis que desean vivir y entregar el carisma de Schoenstatt, según las orientaciones pastorales del obispo diocesano.

En este ámbito Schoenstatt se coordina a través del Consejo Diocesano de Familia y de la Dirección Diocesana del Movimiento.

La dimensión Nacional[editar]

La Familia de Schoenstatt, a nivel nacional, se coordina a través del Consejo Nacional de Familia, la cual asume la representación de la Familia en el país. Forman parte de ella los superiores de los Institutos Seculares y los jefes de las Federaciones Apostólicas presentes en el país. Las comunidades de carácter diocesano están representadas por el Director Nacional del Movimiento.

Otra entidad a nivel nacional es la Central de Asesores del Movimiento, la que tiene como función ayudar al cultivo de la vitalidad interna del Movimiento y su proyección apostólica. Preside la Central de Asesores el Director Nacional y la integran todos los miembros que los Institutos y Federaciones han puesto a disposición de la Central para asesorar a las comunidades de las Ligas Apostólicas del país.

La dimensión Internacional[editar]

A nivel internacional la Familia de Schoenstatt se coordina a través del Consejo Internacional de la Familia, el que es presidido por el Superior General del Instituto Secular de los Padres de Schoenstatt. Forman parte de este Consejo los superiores mayores de los Institutos, los jefes de las direcciones internacionales de las Federaciones y el Director Nacional del Movimiento de Alemania. Su función es coordinar el Movimiento a nivel internacional y representar al Movimiento de Schoenstatt a nivel mundial. Este gremio es de carácter federativo y no posee un poder jurídico respecto a la Obra de Schoenstatt.


Referencias[editar]

Tomado del Sitio Web Oficial del Movimiento en Chile, texto elaborado en base al documento “Organización y estructura de Schoenstatt” del Padre Luis Ramírez y a la conferencia “La estructura de la Obra de Familias” del Padre Humberto Anwandter.